Cargando Viento de Oeste
...Soplando...

domingo, 28 de septiembre de 2008

Enteogénesis

El Jardín del Eden
Hubo plantado Dios desde el principio un delicioso jardín en Edén, al este, en el que colocó al hombre que había formado, y en donde Dios había hecho nacer de la tierra misma toda suerte de árboles hermosos a la vista, y de frutos suaves al paladar; y también, en medio del paraíso, el Árbol de la Vida y el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.
Génesis II, 8-9







El otoño es tiempo de setas.
Es un error generalizado pensar que las setas son vegetales y, en la antigüedad, algunas especies de hongos parásitos y micorrizos eran consideradas el fruto del árbol colonizado.

Y he aquí que un antiguo animal protohumano se alimentó reiteradamente de lo que parecía el apetitoso fruto de un árbol, y este fruto le abrió los ojos y le hizo ver que estaba desnudo, le hizo consciente de su propia existencia y le diferenció de los otros seres vivos. Alimentó a su familia y se irguieron liberando sus extremidades anteriores, alzaron la vista por encima de los arbustos y vieron que el mundo era grande, y que estaba lleno; y diéronse cuenta de que necesitaban nombrar lo que veían, y lo que usaban y comían, y también necesitaron nombres para ellos mismos. Eran libres. Antes lo fueron, pero ahora lo sabían.

Con el tiempo encontraron más Frutos del Saber, aprendieron a distinguirlos y supieron que debían usarlos con mesura, pues algunos hermanos no volvían del viaje y pasaban el resto de sus días alejados de la realidad. El Árbol del Conocimiento otorgó una curiosidad insaciable a sus descendientes que se dispersaron en todas las direcciones y reinaron en el mundo.

Fotografía de José Luis Rodríguez

El otoño es tiempo de setas.
La seta es el aparato esporífero del hongo, el cuerpo reproductor o fructífero. Ni animal ni vegetal. Los hongos pertenecen a un reino propio, el Reino Fungi.

Hay setas comestibles y setas venenosas... y setas capaces de mostrar a quien las come su propia alma. A veces, al mirar en el interior de uno mismo, se ven cosas para las que no se está preparado, y esta verdad puede destruir la cordura.

Durante siglos hubo personas dedicadas a correr el riesgo y pasear entre dimensiones para beneficio de la comunidad y progreso de la humanidad. Pero los tiempos modernos cambiaron las prioridades, la falsa moral de las religiones civilizadas censuró las actividades espirituales paganas y condenó la Búsqueda; los pocos hombres de ciencia que intentaron dar explicación empírica a los efectos de las sustancias enteógenas fueron tildados de locos e imprudentes. Fueron maltratados por la historia.

... Y aquel animal ensoberbecido dejó de avanzar.


18 comentarios:

Darkrosalina dijo...

céfiro, esos hombres vieron tantas cosas al comer esa seta por que es una seta alucinógena. Los chamanes americanos tambien dicen ver mucho cuando prueban el peyote.

Duquesa de Katmandu dijo...

Una lástima, debe ser lindo pasearse de vez en cuando por otras realidades... Castaneda se ha vanagloriado de esos paseos.

Beso,

Necio Hutopo dijo...

Castaneda se ha enriquecido con la gente que cree en esos paseos... Vamos, como miles de otros charlatanes que abundan por esta cansada tierra.

Y es que resulta una lástima, pero de hacer caso a lo que sabemos de la evolución (que igual es poco, pero deberá bastar por el momento), el reino fungi poco o absolutamente nada tuvo que ver con abrir la mente de los protohumanos al mundo exterior... Más que nada porque los primeros en tener un leguaje articulado (o, al menos, capacidades fisiológicas para tal), es decir; una forma de nombrar y simbolizar al mundo, fueron los Homo erectus, cuya dieta era bastante más variada y se constituía, principalmente, de animales pequeños, carroña y vegetales... En realidad, la ingestión de hongos y su uso ritualizado (chamanismo) es un asunto bastante más avanzado en nuestra carrera evolutiva y se da ya hasta el Homo Sapiens.

EL chamanismo y toda la superestructura de prácticas religiosas y "trascendentales" que le caracterizan, recordémoslo, poco o nada tiene que ver con el progreso de la humanidad. Tanto más, las visiones míticas de la realidad son más que perfectas para promover el estancamiento de una determinado orden social.

También es cierto que, fisiiológicamente, la ingestión de determinado tipo de hongos no causa que "veamos nuestras almas" (en el remotísimo caso de que éstas existan), sino alteraciones a nuestra percepción. Sigamos a Platón, en estados alterados seguimos viendo sombras, sólo que de distintos colores... Pero sombras al fin y al cabo.

Bito dijo...

Hay teorías bastante serias y bien cimentadas sobre la evolución que afirman que el mono se volvió hombre gracias a las drogas, pues a través de ellas consiguió la conciencia del Yo.

Antiguamente se decía que con ellas aparecía Satanás y te robaba el alma... menuda alegoría.

Muy bueno tu post.

Un placer.

Bito dijo...

NECIO

Bien es sabido que todos nuestros antepasados consumían sustancias alucinatorias para ciertos rituales, aunque no fueran setas. Las drogas como alteración de la realidad no solo han estado unidas a la historia del hombre, sino al reino animal en general.

Es la modernidad las que las ha desvirtuado a ellas. Mire usted que paradoja.

Céfiro dijo...

Darkrosalina, "alucinógeno" es un termino peyorativo además de incorrecto... Ellas (las sustancias) prefieren que las llamen enteógenas XD

Duquesa, pasear siempre es lindo mientras no pierdas el camino de vuelta.

Hutopo, ¿quién es ese Castaneda que nombráis la Duquesa y usted?

Le aseguro que esta hipótesis tiene una base científica sólida. Note además que no hablo del uso ritualizado de los enteógenos, sino del uso empírico.

Respecto a Platón, el Mito de la Caverna es más fábula que filosofía. Su maestro, Socrates, que si era un verdadero filósofo, creía en la inmortalidad del alma (Vease Fedón, el último de sus Dialogos, transcrito por Platón).

Bito, como el diablo nunca se queja ni se defiende, siempre lo culpan de todo, pobre.

A todos, el hecho de señalar al hongo, en vez de otras sustancias, como responsable del paso a la racionalidad obedece a la idea de apoyar la hipótesis con el mito de Adan y Eva.

En dicho mito, el paraiso, perdido al comer del árbol prohibido, sería una metáfora de la ignorancia sobre la propia existencia.

Salud.

Bito dijo...

CÉFIRO
Castaneda es un autor muy común a la edad de los veinte años, más o menos, junto con los Beat. Este tipo en concreto es de algún lugar de sudamérica, ahora no recuerdo cual, y se le conoce por haber escrito en una serie de libros sus experiencias con las drogas alucinatorias así como con los chamanes. A través de los cuales explica qué es la conciencia y la percepción, y la manera en la que estas pueden alterarse.

Interesantes, aunque son todo experiencias personales.

Y ahí que tener cuidado con él, crea auntenticos devotos que se convierten en seres insoportables. Aunque Castaneda no lo sea.

Es que estuvo de moda.

Ciclicamente, además.

Duquesa de Katmandu dijo...

ajajaja, yo debiera hacer algún comentario pertinente como antropóloga social que soy... acerca del Homo Erectus y sus amigos (Neandertalensis, Ergaster, Africanus, Habilis y otrs más que no me acuerdo). Pero me abstengo!
Castaneda era mexicano y yo lo leí precisamente en Antropología Simbólica... Que tiempos aquellos.

Besos,

Céfiro dijo...

Bito, gracias, sabiendo que es un escritor me será más fácil preguntarle a google ;)

Duquesa, no se abstenga, que estas cosas no es bueno dejarlas dentro XD

Salud.

Duquesa de Katmandu dijo...

Corríjome. Fui a la madre de todas las cosas (wikipedia) y me dijo (la madre) que no se sabe dónde nació el sudodicho, si en Perú o en Brasil (San Pablo). La verdad es que en la facultad lo defenestraban bastante, así que mucho no se leía.
Básicamente porque era considerado un mal ejemplo (metodológicamente hablando) para los antropólogos.
La crítica (insisto, esto hace como 10 años en la Universidad de Buenos Aires, un "reducto" académico) se basaba en que no es preciso "sentir" y/ "percibir" lo que los OTROS (indígenas, etc.) sienten/perciben, para comprenderlos.
Me abstengo porque de esas gentes que si no saben demasiado de algo ni abren la boca.

Beso casi sesudo

Necio Hutopo dijo...

Castaneda, efectivamente, forjó su fama en México, particularmente, inventándose una chaman llamada María Sabina (que después, mágicamente*, apareció llevando muchos años de práctica) y esto, junto al tabaco, debe considerarse nuestro pequeño aporte nacional al apocalipsis.

Castaneda como antropólogo es malo, sino es que directamente contraproducente. Como etnólogo es un fiasco y como charlatan un gran éxito. Como persona es un higado.

Y lo siento, pero en verdad no creo que los estados alterados de conciencia puedan esgrimirse como un paso en la evolución humana (sino física -que lo veo difícil-, sí en tanto simbolización de la realidad)... Aunque debo reconocer que su usos ritualizado sí que está muy documentado al menos en lo que a la revolución creativa se refiere... pero ojo, uso ritualizado, es poco probable que en algún periodo conciente de la evolución social del hombre, el consumo de alucinógenos haya estado generalizado.

*Que para eso es chamana, oiga

Sibila dijo...

Bonita historia, muy bien enlazada con la mitología judeocristiana.
Ah... el jardín del Edén... ese curioso lugar donde la luz es creada antes que el Sol, la mujer es creada dos veces de dos maneras diferentes, el árbol del fruto prohibido en realidad son dos, Dios miente y la Serpiente dice la verdad. ;)

En cuanto a Castaneda, era un caso grave de mitomanía y egomanía (a la vez). Lástima que hubo quien le creyó a pies juntillas... pero siempre hay de ésos, ¿no? El problema no está tanto en el mentiroso, como en quienes se ciegan con tal de tener algo en que creer.

Un saludo.

JoPo dijo...

buena mezcla de metafora y ciencia micologica.

no se si es un "edelweiss ", pero tiene unos 35 años. supongo ke en ese momento no estaria protegido¿?

la religion absorbio/robo las historias y conocimientos ke le intereso de las viejas creencias, y las ke ni pudo o kiso absorber, las convirtio en satanas

Céfiro dijo...

Duquesa, mamá wikipedia me dice que se llamaba Carlos César Salvador Aranha Castañeda, así con NH un apellido y con Ñ el otro, curiosa mezcla. Quizá algún día le de una oportunidad a su obra.

Hutopo, sepa que valoro mucho su opinión, aunque le noto una tirria especial hacia el tal Castaneda XD

No se si se habrá dado un uso generalizado de enteógenos en algún momento de la historia (habría que definir y acotar el termino "generalizado"), pero tenga en cuenta que, en las comunidades de simios, con uno que aprenda basta para que se lo pueda enseñar al resto.

Sibila, gracias y bienvenida.

La biblia está llena de dualidades y trinidades, por eso a la iglesia le fue tan fácil interpretarla a su gusto y beneficio.

Me pregunto si es peor el mentiroso o el que se deja engañar... o el que defiende las mentiras (a sabiendas) como dogma de fe, identidad cultural y cosas del estilo.

Jopo, gracias :) algún día le hablaré de los dioses verdaderos XD

El edelweiss es una flor preciosa también conocida como estrella de las nieves. Nunca había escuchado lo que cuentas del amor, pero preferiría que los enamorados se dediquen a las margaritas, no sea que las hormonas revueltas pongan de moda la caza y captura de esta joya vegetal.

Seguro que Satanas no estuvo presente en el reparto, porque le tocaron las sobras XD


Salud y alucinancia para todos.

Borrasca dijo...

Me encantan las setas comestibles y sobre todo las que son "capaces de mostrar a quien las come su propia alma", aunque hace como mil años no como de las segundas, no he vuelto a mirarme el alma.

Besos

Necio Hutopo dijo...

Pues sí, debo confesarlo, lo mío contra Castaneda es casi personal...

Anna dijo...

Interesante post, está claro que si se ve tu alma, porque realmente las alucinaciones tienen que surgir del propio subconsciente, lo cual no significa que lo que se ve sea real. Un saludo

Céfiro dijo...

Borrasca, hay más maneras de mirarse el alma, pero en cualquier caso ellas nunca dejan de mirarnos.

Hutopo, jeje pues no seré yo quien lo defienda, que seguro que usted tiene sus razones.

Anna, lo que veas puede no ser real, la propia realidad podría ser un reflejo de si misma... de hecho la realidad está sobrevalorada :)


Salud.