Cargando Viento de Oeste
...Soplando...

jueves, 25 de septiembre de 2008

Amor de Verano

Te di lo mejor de mí,
todo lo que tenía.


Te escuchaba soñar
y reír con la vida.


Te ofrecí caminos y aventura,
senderos de pasión.


Te vi caer y levantarte,
yo caía contigo.


Te llevé a mil destinos,
los que tú señalabas.


Te endurecí glúteos y corazón,
esculpía tu alma.


Te mostré el final del estío
y ahora me abandonas.




Triste Orbea

18 comentarios:

Dylan dijo...

Y luego cómo te lo pagan U_U

Duquesa de Katmandu dijo...

¿Cómo puede Ud. ser tan desamorado con quien le muestra los senderos de pasión? ¿O acaso esta dejadez suya obedece al corazón endurecido?

Muy lindo.
Beso,

PD: Como soy mayor que Ud. (en general, más que todos los de por acá) comenzaré a tutearte.

Céfiro dijo...

Dylan, luego te cambian por una bici más moderna y con más piñones.

Duquesa, aquí los abandonados somos la bici y yo. En cualquier caso, mi forma de amar es... peculiar.
Puede(s) tutearme, yo el Usted lo uso de forma arbitraria y/o literaria.



Salud.

Borrasca dijo...

¿Por qué abandonaste tu bici? Si es de esos amores que se llevan hasta la muerte...

Besos

Comandante von Diviesoff dijo...

Que ingrata, no te merecia.

JoPo dijo...

pobre bici, seguro ke la cambiaste por alguna guarra de oferta en el carrefour!!!!

seguro ke te hantentado ese cuerpo de titanio moldeado, ese par de voluptuosos neumaticos!!!

Céfiro dijo...

Borrasca, Jopo, no la abandoné, YO soy la bici :|

Comandante, gracias. No pienso esperarla ni darle más oportunidad.


Salud³.

Darkrosalina dijo...

¿Que dirían muchos objetos si pudieran hablarnos? Mejor que nunca lo sepamos...

Céfiro dijo...

Darkrosalina, probablemente nada bueno... quejas y ruegos a su despiadado creador.

Salud.

Duquesa de Katmandu dijo...

Sí, eso suponía (su abandono a su persona), pero me guié por el efecto contagio del lector anterior...
Mire, esa bici medio destruida tiene arreglo todavía! (Apoyadita y todo en ese tronco bicólico).

Beso,

Necio Hutopo dijo...

La ventaja de todo esto es que no hay abandono que no terminé, necesariamente, con un nuevo destino... Así sea éste el basurero (y es que tan optimista tampoco puedo ser)

Jill dijo...

¡Qué crueldades! ¿Tanto te mostró y ahora la abandonas? :_(

Siempre quedarán los recuerdos, su tacto en tus manos, el sonido de su cadena. >.<

Una poesía muy bonita.

Anna dijo...

Pobre bici... aunque no se de que hablo, porque la mia está pinchada y acumulando polvo en el bajo de mi casa... jaajaja bicos!

Céfiro dijo...

Duquesa, en la foto no se aprecia, pero el óxido se ha apoderado de ella de forma irreversible.

Hutopo, intentaré convencer a alguien para que su nuevo destino sea alguna escultura modernista.

Jill, me pregunto qué recordará ella, cuál será su historia.
Gracias por pasarte por aquí.

Anna, recuerda: ella nunca lo haría :)


Salud.

Bito dijo...

Sinceramente, creo que si a ella le dieran a escoger no te abandonaría (y digo la bici).

De tomar este poema como un todo (sin la fotografía) el comentario habría de ser que me pongo de parte de ella en vez de parte tuya.

Céfiro dijo...

Bito, osea que YO se lo doy todo, ELLA me abandona y TU te pones de su parte.

¿No estarás dando por hecho que el abandono sólo lo sufren ellas?

Salud.

Bito dijo...

No hombre, no me crea tan simple.

Es porque su poema por sí sólo es de un dominio mordaz y cruel. Te considerás el creador de ella, el que la modela, y luego la reprochas que se largue.

No sólo la sientes en el poema como tu creación, sino como tu propiedad.

Es un poema escrito a ella pero que en realidad habla de ti.

Por eso lo decía.

Céfiro dijo...

Bito, XD vale, en ese caso puede ponerse de su parte... aunque le aclaro que la penúltima estrofa no es nada posesiva, sino puramente deportiva.

Por lo demás si que hablo de un cierto sometimiento que nunca llegó a ser recíproco.

Salud.