Cargando Viento de Oeste
...Soplando...

sábado, 11 de octubre de 2008

Dios y Patria

[...] La conveniencia de que en este día, aniversario del descubrimiento de América, celebremos la Fiesta de la Raza Española, que ha tenido providencialmente la fortuna de llevar la bandera de la civilización y del progreso en aquella memorable empresa, realizada por Colón bajo los auspicios de la gran reina Isabel la Católica.



Estatua de Cristobal ColónPues eso, que no sólo descubrimos América sino que la inventamos: imbuimos a sus habitantes con el espíritu de nuestra raza de adalides y les regalamos la civilización. Les liberamos de sus paganismos, unificando sus creencias y supersticiones en una sola y verdadera iglesia católica; destruimos sus impíos tratados matemáticos, zoológicos, botánicos y astronómicos para que pudieran gozar del oscurantismo medieval europeo.

Saqueamos sus ciudades, derrocamos sus gobiernos, quemamos sus campos, violamos a sus mujeres... destruimos una de las mayores culturas que han existido, sin ni siquiera molestarnos en aprender algo de ella.

Y tras la destrucción, el expolio y la cristianización de los supervivientes, no nos quedaba mucho tiempo ni recursos para arrasar el norte, así que dejamos todo Norteamérica para que ingleses y franceses hicieran lo propio.

Mañana, celebramos la Fiesta de la Raza Española (renombrada con el eufemístico y políticamente correcto título de "Día de la Hispanidad") y las calles se llenarán de patriotas, banderas y militares, recordando que hubo un tiempo en el que en este imperio no se ponía el sol.

Para colmo es el día de la Virgen del Pilar, una de las patronas de la nación, patrona pluriempleada, pues lo es también de la Guardia Civil y de los gitanos.

Todo un orgullo. Además, yo soy extremeño, como Cortés y Pizarro. Creo que pasaré el día en el campo, llorando la maldad de mis antepasados.

14 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Y bueno, al final uno que nació acá tiene que reconocer que, para bien o para mal, es fruto de ambos contestos, el de los pueblos indígenas y el de los pueblos españoles... Y no hay mucho más para dónde hacerse.

Eso sí, la conquista española de tierras americanas no destruyó una de las mayores culturas que hayan existido... Destruyó al menos tres (para ser precisos, la maya, la mexica y la inca)

Duquesa de Katmandu dijo...

Coincido con los dichos de Don Necio, nacido en la Indias Occidentales.
Y agrego que todavía se sigue (acá en Argentina, al menos) pisoteando a los descendientes de los pueblos originarios. Aquí ellos son los más pobres, los más negados y los más explotados y discriminados.

Beso

Sibila dijo...

Desde que el hombre es hombre ha hecho lo mismo... la conquista y expolio de América fue un episodio más de la historia de la codicia humana, algo que no podemos cambiar. Ojalá al menos hubiéramos aprendido de ello...
Pero en lugar de eso, sigue sucediendo, hoy, en muchos lugares del mundo.
Creo que yo también pasaré el día en el campo, pensando en cómo erradicar esa maldad de mis descendientes. ;)

Darkrosalina dijo...

Tu lo has dicho, céfiro. Como extremeños que somos tenemos mucho de lo que avergonzarnos :(

Céfiro dijo...

Hutopo, ciertas son sus palabras, sin duda. He unificado las culturas precolombinas para hacer contraste con las culturas invasoras (también unificadas) del Viejo Mundo.

Duquesa, creo que Argentina es la más "civilizada" de las naciones sudamericanas, quizá por eso siguen maltratando a los pueblos indígenas... aunque me temo que no sólo ocurre allí.

Sibila, tienes razón :) Será bueno empezar a pensar en los que vendrán; me gustaría que, en el futuro, algún niño me pregunte con curiosidad ¿qué eran las fronteras?

Darkrosalina, lo que más me molesta es que tratemos a esa pandilla de asesinos como si fueran héroes.


Salud española (como la gripe).

Bito dijo...

... y es que en vez de celebrar este día realmente tendríamos que hartanos a pedir perdón.

Desde luego la historia la escriben los ganadores.

Qué asco.

Qué buen post.

Céfiro dijo...

Gracias Bito, no podemos cambiar lo que ocurrió, pero debemos intentar no olvidarlo ni tergiversar la verdad.

Salud.

Borrasca dijo...

Céfiro lo hecho, hecho está y no vale la pena llorar sobre la leche derramada, ojalá llegue el día en que ni nos acordemos de las fronteras, pero gracias a esos conquistadores tenemos la mezcla que ahora nos caracteriza.

Te copio la historia de mi bella villa que gracias a un extremeño que se mezcló con nuestros indígenas, es lo que es ahora.
Medellín: "Ciudad de la Eterna Primavera"; "Capital de la Montaña"; "La Bella Villa"; "Tacita de Plata".
Inicialmente la poblacion se habia aglutinado en San Lorenzo de Aburrá (cuya fundacion había sido decretada el 2 de marzo de 1616, cuando el visitador Francisco Herrera Campuzano, apoyándose en una Real Cédula sobre reducción de los indios de Aburrá, decretó su fundación -hoy barrio del Poblado-); en 1646 la población de San Lorenzo se traslada al ángulo formado por el río Aburrá y el riachuelo de Aná -hoy quebrada Santa Elena-; en 1649 en el Sitio de Aná se construye la iglesia de la Candelaria por iniciativa del Padre Juan Gómez de Ureña, y desde entonces empezó a designarse el sitio con el nombre de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná, en 1653 el Padre Tomás Francisco de Arnedo celebra la primera Santa en el Valle de Aburrá; en 1675 paso a ser la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellin, por el gobernador Miguel de Aguinaga, quien dicta el auto de constitución de este poblado el 2 de noviembre de 1675 y le impuso el nombre de Medellín, (derivado de Metello, fundador de la ciudad de Medellín, en Extremadura, España, en honor a un protector suyo, que era don Pedro de Portocarrero y Luna, Conde de Medellín y Comendador de Indias, quien siempre se había mostrado muy favorable a la creación de esta nueva villa).

Besos borrascosos

Céfiro dijo...

Borrasca, tienes razón, pero yo siempre digo que en vez de curas y militares debimos mandar poetas y pintores...

Bella historia la de tu ciudad, aunque olvidaste mencionar dónde está. Con mediación de San Google he decidido que te refieres al Medellín de Colombia :)

Salud (intercultural).

Borrasca dijo...

Céfiro tu decisión fue la correcta, ojalá algún día puedas visitar mi Medellín-Colombia del alma, estoy segura que disfrutarás un montón de esta bella ciudad que tiene tanto para ofrecer.

Un beso paisa

alex3.0 dijo...

Creo que te olvidas de alunas personas como los frailes Andres de Olmos, Toribio de Benavente, Diego de Landa, Bernardino de Shagún entre otros que de no ser por ellos no sabriamos nada de lo que hubo antes de esa fecha.

Y además, ¿Qué más se podia esperar? como eran una cultura "superior" tenían derecho de esclavisar a otras y esto biene desde la epoca de la antigua Grecia.

Céfiro dijo...

Alex3.0, si te refieres a que también hubo buenas personas, no lo he olvidado.

En concreto estos individuos que nombras (historiadores y lingüistas) practicaban la doble moral. Es de agradecer que defendieran la cultura y el pueblo indígena, pero culpaban al gobierno civil, negandose a reconocer que la culpa del expolio y la destrucción venía en su mayor parte ordenada por la Iglesia Católica, de la que ellos eran funestos representantes.

Al final tomaron sus notas, escribieron sus tratados y dejaron que el fuego se llevara el resto, encumbrándolos como grandes historiadores. Alcanzaron la inmortalidad a costa de la muerte de los que decían defender.

Gracias por leerme, vuelve cuando quieras.

Salud.

Anónimo dijo...

Mis queridos ignorantes:
Los españoles que conquistaron América no son peninsulares, somos nosotros ... americanos.
Es lógico ¿no? Nostros llegamos, conquistamos y nos quedamos aquí. Los que no se quedaron se llamaron luego "indianos" en España. En América, no hay ni hubo indianos.
Así que a corregir este errorcillo y a retomar los libritos de Historia.
En cuanto a la "destrucción" de las "civilizaciones" americanas, les propongo la inquietante aventura de volver a vivir como lo hacían ellos: Una aristocracia brutal, masculina exclusivamente, que poseía todas las mujeres propias y plebeyas, a las que mataba antes de envejecer para que no educaran hijos ni hubiese reyertas familiares (que, también ellos, creían fomentadas por las viejas, según parece), o que asaltaba y mataba las tribus vecinas, o que hacían semanalmente decenas de sacrificios humanos ... espcialmente de mujeres y chicos.
Los que defienden esta "moral", son libres de practicarla cuando quieran; claro está, siempre que tengan alguna posibilidad de eludir la acción de la justicia penal por los delitos de secuestro, estupro, violación, homicidios reiterados agravados por odio religioso, robo, abuso deshonesto ... y una lista de etcéteras que les podrá explicar con detalle vuestro atentísimo y siempre generoso jurista Baltazar Garzón, justo cuando reciba el informe con los certificados de defunción de Hernán Cortés y Cristóbal Colón.
Y esto (que es un consejo) es gratis: Si quieren jugarla de intelectuales, modernos e informados, lo mínimo que hay que hacer es macanear con algún fundamento, es decir, no decir tonterías monstruosas. Y si no desean aprender un poquitín, al menos, ¡no lo publiquen! hay que tener un poco de vergüenza, che.
Un inquisidor amable pero que tiene el encendedor en el bolsillo

Anónimo dijo...

SALUDOS...
POR SI LO DESEA...
LE INVITO A QUE ESCUCHE UNA BANDA MUSICAL, LLAMADA CÉFIRO...

www.myspace.com/cefirogoth